Recibe las noticias por RSS

Crisis en el cuerno de Africa

El hambre amenaza la vida de más de 9 millones de personas en el cuerno de Africa. Millones de niños y niñas se enfrentan a una terrible hambruna en Kenia, Etiopia y Somalia como consecuencia de la peor sequia en Africa Oriental en los últimos 60 años.

 

Desde Save the children se ha lanzado una llamada de ayuda de emergencia.
Fuente: Save the Children

Una letal combinación de ausencia de lluvias y subida de los precios de alimentos ha dejado a más de 9 millones de personas frente a una grave crisis alimentaria . Más de la mitad, en torno a 4.6 millones de los afectados, son niños y niñas.

En Kenia, más de una cuarta parte de los niños de las zonas más afectadas sufren desnutrición severa. Mientras, en algunas áreas de Somalia, el 87% de los niños presentan síntomas de desnutrición, haciendo de esta zona de África uno de los lugares del mundo más afectados por el hambre en la actulidad.

¿A qué se debe la crisis humanitaria del cuerno de África?
La actual es la sequía más severa que ha sufrido el cuerno de África en los últimos 60 años. La falta de las lluvias que se preveían para amplias zonas de la región (en Etiopía, noreste de Kenia y grandes zonas de Somalia) ha llevado a la destrucción de muchas zonas de cultivo, falta de cosechas y muerte del ganado. En algunas zonas se ha perdido hasta el 60% de las reses.

Las familias están recurriendo a medidas desesperadas para sobrevivir. Miles de personas, entre ellas, más de 70.000 niños y niñas, han abandonado las zonas más afectadas por la sequía en busca de comida. Muchos niños, con alarmantes signos de desnutrición, se ven obligados a caminar durante días bajo el calor extremo en busca de ayuda. En Kenia, Save the Children ha recibido informes de personas que alimentan a sus animales con la paja del techo de sus chozas; en un intento desesperado por mantenerlos vivos, las familias quedan sin una vivienda adecuada. Muchos niños comen una ración de cereales al día, lo que deja de lado los nutrientes básicos necesarios para sobrevivir.

La crisis está provocando un intenso desplazamiento de población que está desbordando los campamentos de refugiados. En Kenia, el campamento de refugiados de Dadaab, el más grande del mundo, está al borde del colapso con más de 350.000 personas. En Etiopía ya se han establecido tres campamentos de refugiados/desplazados a los que acuden entre 300 y 500 nuevos refugiados al día. El 45% de los refugiados de los campamentos de Kenia y Etiopía proceden de Somalia.

La respuesta de Save the Children que esta dando en terreno es la distribución de agua en las zonas más gravemente afectadas por la sequía y mejorando los suministros hídricos y las instalaciones de saneamiento en clínicas y escuelas. En el sur de Somalia, por ejemplo,  han distribuido más de 24 millones de litros de agua, llegando a más de 70.000 personas.

* Tambien estan repartiendo bidones, filtros y tabletas para purificar el agua y garantizar que el agua que queda es segura para beber.

* Estamos repartiendo bidones, filtros y tabletas para purificar el agua y garantizar que el agua que queda es segura para beber.

* Estamos ofreciendo tratamiento a los niños que sufren desnutrición. El tratamiento es muchas veces rápido y simple; hemos logrado atender a más de 8.000 niños en nuestros centros de alimentación en Somalia.

Más información

 

Los comentarios están cerrados