Recibe las noticias por RSS

Intermón Oxfam presenta la novedad de Alianza Editorial: “Despilfarro. El escándalo gobal de la comida”, de Tristam Stuart

Alianza Editorial acaba de publicar el libro Despilfarro. El escándalo gobal de la comida, de Tristam Stuarten el cual hace una reflexión sobre uno de los escándalos morales y medioambientales más patentes del mundo con-temporáneo: el despilfarro de comida en todos los ámbitos de la sociedad.
(Fuente Intermón Oxfam)

Intermón Oxfam presenta esta novedad de Alianza Editorial en el marco de su nueva campaña CRECE, que pretende que todas las personas tengan suficiente para comer hoy y siempre, y que denuncia el mal funcionamiento del sistema alimentario mundial. El libro de Tristam Stuart critica una de estas disfunciones: el despilfarro de alimentos, que afecta por igual a los países del Norte y a los del Sur. Mientras los primeros echan a la basura mucha comida al final de la cadena alimentaria, los del Sur pierden muchos alimentos al inicio de la cadena, por no tener capacidad de almacenar todo lo que cosechan.

En todo el mundo desarrollado la comida se considera un artículo desechable, sin relación con el impacto social y medioambiental de su producción. Las cifras son asombrosas: “En Estados Unidos se desecha el 50 por ciento de toda la comida. En Gran Bretaña se generan cada año hasta 20 millones de toneladas de residuos alimentarios. Los japoneses logran despilfarrar comida por valor de 11 trillones de yenes cada año”, asegura Tristam Stuart, autor del libro recientemente publicado en Alianza Editorial, Despilfarro. El escándalo global de la comida. El autor añade que “la mayoría de la gente no aprobaría la destrucción de grandes extensiones de la selva amazónica, y sin embargo eso es lo que está ocurriendo diariamente. Si los países ricos dejaran de tirar tanta comida, desaparecería en buena medida la presión sobre los ecosistemas que quedan en el mundo, y sobre el clima”.

Desde Yorkshire hasta China, desde Pakistán hasta Japón, el autor nos presenta a criadores de cerdos, cultivadores de patatas, freegans, directores de la industria…, y junto a los ejemplos más escandalosos de derroche, soluciones sencillas y alentadoras. Mientras los supermercados tiran millones de toneladas de alimentos de buena calidad en Gran Bretaña hay 4 millones de personas que no tienen acceso a una dieta decente. En Estados Unidos en torno a 35 millones de personas viven en hogares que carecen de acceso estable a la comida, y en la Unión Europea se calcula que 43 millones están en peligro de pobreza alimentaria. Stuart cree que una “posible solución es que los excedentes de comida se redistribuyan y se donen a personas que los necesitan mientras estén frescos y se pueda comer”.

En los países ricos la comida se desecha deliberadamente; en los pobres se pierde inadvertidamente debido a la falta de recursos y tecnologías. Sólo la India despilfarra más de 580.000 millones de rupias de productos agrícolas cada año. En Sri Lanka se pierde del 30 al 40 por ciento de la fruta y la verdura.

Este libro, que también incluye 28 fotografías, aborda todos los aspectos de una de las cuestiones sociales y medioambientales más acuciantes, y muestra cómo la forma en que vivimos ha generado una crisis global de alimentos y qué podemos hacer para remediarla. “La relación entre el despilfarro alimentario en los países ricos y la pobreza en el resto del mundo no es simple ni directa, pero, como muestra el libro, es muy real, y está en nuestras manos acabar con ella. Desde luego, la solución no consiste en mandar los tomates pasados o el pan rancio a los países pobres en vez de echarlos al cubo de basura”, concluye Stuart.

Más información de la campaña

Los comentarios están cerrados