Recibe las noticias por RSS

Las restricciones de Israel a la ayuda humanitaria cuestan 3,2 millones de euros al año

Las restricciones impuestas por Israel al movimiento y acceso de la ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo en el Territorio Palestino Ocupado cuestan más de 3,2 millones de euros al año, según la Asociación de Agencias Internacionales de Desarrollo (AIDA).
Fuente: Médicos del Mundo

Fotografía: Médicos del Mundo

En el informe, “La restricción de la ayuda, desafíos de la prestación de asistencia en el Territorio Palestino Ocupado”, las agencias hacen un llamamiento a la comunidad internacional para exhortar a Israel a eliminar las barreras que impiden al personal humanitario y a los bienes relacionados con esta labor, la libertad de movimiento para llegar a las comunidades con las que trabaja.

AIDA es una coalición de 84 organizaciones internacionales de ayuda y desarrollo entre las que se encuentra las ONG españolas Acción contra el Hambre, Intermón Oxfam, Médicos del Mundo, MPDL –Movimiento por la Paz, HelpAge International España y Solidaridad Internacional.

Estas organizaciones aseguran que, con uno de cada cuatro palestinos viviendo por debajo de la línea de pobreza, estas restricciones aíslan aún más a las comunidades que precisan ayuda urgente, haciendo que los más vulnerables paguen el precio más alto.

“Estas restricciones están arrebatando a la población de Gaza sus oportunidades reales de recuperación. Cerca del 80% de la población en la Franja depende de la ayuda humanitaria y nuestro tiempo y dinero están siendo desperdiciados porque no podemos hacer entrar y salir de Gaza con normalidad nuestro personal y mercancías”, asegura Boris Aristín, coordinador de Médicos del Mundo en el Territorio Palestino Ocupado y miembro del Comité Ejecutivo de AIDA.

Aunque las restricciones de acceso a Gaza están bien documentadas, la falta de acceso así como los costes adicionales que genera esta situación, también están afectando a programas claves de ayuda en algunas zonas de Cisjordania.

Escasez de alimentos

Las organizaciones humanitarias aseguran que los impedimentos para acceder a la denominada Zona Seam o límite (como se denomina al área militar entre la Línea Verde y el Muro) y a las comunidades beduinas y pastoras del valle del Jordán y el sur de Hebrón, hacen que esta población sea tan vulnerable como la de Gaza. El 79% de los hogares beduinos y pastores del valle del Jordán afirman no tener suficientes alimentos, según un estudio conjunto de UNRWA, Unicef y el Programa Mundial de Alimentos.

“Nos encontramos obstáculos enormes incluso para aplicar medidas sencillas que pueden mejorar las vidas de los niños y sus familias en zonas carentes de instalaciones sanitarias, escuelas y tierras agrícolas con las que hay que ganarse la vida. Llevar la ayuda sobre la base de a dónde se nos permite llegar no es aceptable, la ayuda debería llegar simplemente a quienes más la necesitan”, explica Diego Gutiérrez, de Acción contra el Hambre.

Por ejemplo, en la localidad de Barta, en la que 3.600 personas viven en Zona Seam rodeadas por una valla eléctrica, miembros de AIDA ni siquiera pudieron conseguir un permiso para entrar un par de horas y evaluar las necesidades de la comunidad. “Barta no es una caso aislado,” aseguró Iria Folgueira, responsable de misión de MPDL –Movimiento por la Paz en el Territorio Palestino Ocupado.

“Son demasiados –añadió- los ejemplos de personas que no pueden acceder a los servicios que necesitan y la comunidad humanitaria no puede ayudarles porque nosotros también estamos sometidos a las restricciones”.

Los requisitos de registro administrativo tanto de la Autoridad Palestina como de Hamás también se mencionan en el informe como obstáculos para una ayuda humanitaria eficaz, ya que requieren cada vez más tiempo por parte de las organizaciones que conforman AIDA.

Más información

Descarga el informe completo (en inglés).

La Asociación de Agencias Internacionales de Desarrollo (Association of International Development Agencies, AIDA) es un foro de 84 ONG internacionales que comparte un interés común en promover de forma adecuada los programas humanitarios y desarrollo en el Territorio Palestino Ocupado.

 

 

Los comentarios están cerrados