Recibe las noticias por RSS

Más de un millón de desplazados en la República Democrática del Congo

Fuente: Red Deporte y Cooperación
Según datos de Naciones Unidas, a finales de 2010 había en el mundo 27 millones de personas desplazadas, es decir, refugiados en sus propios países. Pero esta cifra puede dar lugar a equívocos, porque sólo incluye los que han huido de sus hogares a causa de conflictos armados. Sólo durante el año pasado otros 42 millones se convirtieron en desplazados como consecuencia de catastrofes naturales.

Africa es el continente más afectado por el desplazamiento de poblaciones, con 11 millones de desplazados internos. Durante 2010, el país con cifras más altas fue Sudáan (antes de la independencia de Sur Sudán a primeros de julio de 2011), con 5 millones, seguido por la Republica Democratica del Congo, con 1.700.000 desplazados, segun cifras actualizadas a finales de marzo de 2011.

Las dos provincias del Kivu, en el este del Congo, son las más afectadas. En el Kivu Sur 690.000 personas viven aún lejos de sus hogares, y en el Kivu Norte la cifra ronda los 560.000 desplazados, lo que equivale a algo más del 8 por ciento de la población.

A las afueras de Goma, la capital del Kivu Norte, se encuentra el proyecto Boscolac, de Red Deporte y Cooperacion, dirigido a las muchas familias de desplazados internos que viven en los barrios cercanos de Lac-Vert y Mugunga. Hace dos años y medio vivían en campos oficiales, pero cuando el gobierno decidio cerrarlos no todos pudieron volver a sus hogares.

El problema afecta especialmente a las viudas. Francoise es una de ellas. Cuando volvio a su aldea de Rutshuru encontro que otros habian ocupado sus tierras y su casa habia sido destruida. Aunque la ley de la R D Congo reconoce el derecho de las mujeres a poseer tierra, en la situacion de inseguridad que encontró en su pueblo no pudo acudir a nadie para defender su causa. Sólo le quedo la alternativa de volver a Mugunga  con sus seis hijos y malvivir en un  chamizo de plasticos.  Cada dia sale a buscar trabajo como jornalera, y cuando consigue alguna ocupacion ocasional gana entre uno y dos dolares al dia. Con este dinero apenas alcanzan para comer una vez al dia. La mayor parte de sus hijos no pueden ir a la escuela. David, el mayor, empezo a estudiar en la secundaria gracias a que fue seleccionado para vivir en Boscolac, donde residen 30 muchachos de familias desplazadas muy vulnerables a los que el proyecto paga los estudios.

Para concienciar a los líderes locales sobre este problema, el pasado 28 de julio Red Deporte y su socio local, los Salesianos de Don Bosco organizaron un taller sobre los derechos de las personas desplazadas. Acudieron 30 autoridades de los barrios de Mugunga y Lac-Vert. El facilitador, Jacques Assani, del Consejo Noruego para los Refugiados, utilizó varias dinámicas para hacer caer en la cuenta a los asistentes de las duras condiciones de vida de los desplazados. La población de acogida generalmente mantiene buenas relaciones con ellos y les ayuda en lo que puede. Tambien expuso algunos principios legales sobre cuestiones de posesión de la tierra y herencias, que suelen dar muchos quebraderos de cabeza a quienes han huido de sus hogares.

Finalmente, informó a todos los asistentes de lugares en Goma donde personas sin recursos pueden obtener asistencia legal gratis.

 

Los comentarios están cerrados