Recibe las noticias por RSS

Por la infancia de las niñas y su escolarización

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Niña, crear conciencia sobre la situación de las niñas en todo el mundo y reconocer sus derechos, InteRed, la ONGexperta en educación y género, recuerda que aún quedan 36 millones de niñas sin escolarizar y que el acceso a la educación de calidad es decisivo para superar la pobreza y avanzar hacia una mayor igualdad de oportunidades.

 

La población no escolarizada viene siendo desproporcionadamente femenina (32 millones de niñas y 21 millones de niños). Las niñas quedan excluidas de su derecho de acceso a la educación, especialmente de familias empobrecidas y de zonas rurales donde los roles asignados al género marcan la brecha de la escolarización debido a que son las niñas y adolescentes las que llevan la carga de las tareas domésticas: Ellas son aptas para el pastoreo, el cuidado de los hermanos menores, las labores de la casa, asumiendo así, prematuramente, pesadas responsabilidades. Hasta los 14-15 años las niñas viven realizando todas las actividades del hogar… Se preparan para ser amas de casa, se casan tempranamente y así se reinicia de nuevo el ciclo.

 

La vulnerabilidad de las niñas se ve reflejada en estereotipos de sexo (excluidas por ser niñas); en sociedades patriarcales, primando la educación de los niños sobre las niñas en la familia (sociedades que infravaloran a las niñas), en minorías o etnias determinadas, comunidades rurales y alejadas de la escuelas. Situaciones todas ellas que supone para millones de niñas no tener acceso a la educación o estar pocos años escolarizadas.

 

En los últimos 10 años ha aumentado la escolarización de las niñas pero su  abandono del sistema educativo es muy alto, debido en parte a los roles culturales y sexuales asignados a ellas que repercuten en el rendimiento escolar y abandono. El género como factor de exclusión queda de manifiesto en los datos de permanencia en la escuela que continúan mostrando diferencias entre hombres y mujeres. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible es decisivo mejorar los indicadores específicos sobre las niñas y comprender cuáles son los problemas que les impiden progresar.

 

María del Mar Palacios, directora de InteRed, manifiesta que “La educación y la capacitación de las mujeres es reconocida como una de las estrategias para acabar con las desigualdades y la discriminación. Las mujeres alfabetizadas promueven transformaciones personales y sociales. Incrementan su autoestima, conocen sus derechos, confían en sí mismas y establecen relaciones enriquecedoras para ellas y sus comunidades”.

 

InteRed trabaja en educación, desde el enfoque de género y de derechos humanos, en América Latina, Asia y África en defensa del derecho universal a una educación de calidad entendida desde el desarrollo integral de la persona y el aprendizaje de habilidades y competencias para la vida en población infantil, juvenil y adulta.

Los comentarios están cerrados