Recibe las noticias por RSS

Sur Sudan. El nacimiento de una nueva nación

Las bocinas de los coches en Juba todavía están sonando de  alegría. EL 9 de Julio de 2011, el día más largo y esperado, será escrito en letras de oro en la historia de las gentes del Sur de Sudán, declarado como un estado independiente.

 

Fuente: Jovenes y Desarrollo

Con  razón, la declaración fue proclamada en la tierra memorial de su difunto líder  Dr. John Garang, reconociendo a los 2.5 millones de mártires que derramaron su sangre, para lograr esta
libertad. Este es realmente un país construido sobre la sangre de los mártires, el precio que han tenido que pagar para ganar su libertad y el reconocimiento de su derecho a la autodeterminación fue costoso.

Sin embargo, a día de hoy, las carreteras de Juba son una exaltación de júbilo. La población se reunió  en las comunidades vecinales la noche del 8 de Julio para celebrar su paso de la esclavitud a la libertad. Los ciudadanos por fin han podido desahogarse por las atrocidades que se hicieron por el régimen de  Khartoun. Hablaron de la experiencia de  ser tratados como esclavos en su propio país. Los recuerdos de su sufrimiento no se olvidan pero hacen una llamada a la nueva generación para que lo recuerden de una manera diferente, no caer en la desgracia de la esclavitud  de nuevo debido a la desunión, los conflictos triviales y la mala gestión.

Hubo cantos de alegría. Cantaban en alto “Dios les ha dado la libertad” con velas encendidas en sus manos, empezaron a mover su cuerpo con danzas que parecen ser tan naturales para los Sudanés, jóvenes y mayores. Cuando la celebración de la  Pascua Judía terminó alrededor de las  11 pm, la gente se reunió en las calles para expresar  su júbilo – para gritar “Al fin Libertad”  Muchas de las personas se desplazaban en sus coches, ondeando banderas de la nueva nación. Algunos incluso dando saltos morales de alegría. No hubo espectadores – todos participaron en esta expresión de alegría que brotaba desde el fondo de sus corazones.  El reloj dió las 12.01, el 9 de Julio y hubo un gran regocijo.

El 9 de Julio fue un día muy especial. Juba no había sido sede de tantos dignatarios juntos. Más de 30 jefes de Estado de África y representantes de casi todos los continentes así como 3.500 invitados fueron testigos de este momento histórico.

Los medios de seguridad estuvieron alertas para cualquier contra tiempo violento que se presentase. Un agente de seguridad a cargo de una embajada comentó  “que  no se habían señalado incidentes violentos en ninguno de los 3 eventos históricos más importantes de Sudán “. Cualquier falsa alarma fue silenciada por la manera en que la policía y el personal de seguridad condujeron sus asuntos ese día.  El Sur de Sudán sorprendió  a todos. Muchas personas predijeron que el referéndum no sucedería  pero si tuvo lugar y la gente lo decidió con la independencia.  Temieron que la declaración de Independencia no se llevaría a cabo, pero pasó con ayuda internacional y con los gritos de la gente  “South Sudan Oyee” (Sur de Sudán alegría) Las calles se limpiaron, el espectáculo fue de estilo tradicional  y por la profunda alegría de la gente que se hizo sentir en las largas horas de un sol abrasador por ver una nueva bandera nacional, cantar el himno  con orgullo y lagrimas.

Hay numerosas cuestiones que requiere la inmediata atención del Nuevo gobierno. Uno sería el asunto concerniente al conflicto tribal. EL presidente  Slava Kiier expresaba con sus palabras cierta esperanza cuando decía “tu puedes ser un Zande, Kakwa, Lutugo, Nuer, Dinka or Shiluk, pero primero recuérdate a ti mismo como un sudanés del sur” fueron las palabras de este sabio líder que pretende mantener la unidad de más de 150 tribus. El asunto de la identidad es la causa de muchos años de guerra y es un reto para la nueva nación crear una identidad nacional para los sudaneses del Sur.

Casi todos los dignatarios recordaron al nuevo gobierno atender las necesidades básicas de la población. Necesidades básicas como acceso a agua limpia, facilidades médicas y educación para todos como un tema prioritario. EL delegado Papal para esta ocasión, Cardinal John Njue de Nairobi  apuntó 3 áreas prioritarias en su homilía. “Paz, Paz y Paz”, “educación, educación y educación “salud, salud y salud “son las principales preocupaciones que deberían ser atendías inmediatamente por la gente de su nación.

Desde “Jóvenes y Desarrollo” en solidaridad con la gente del sur de Sudán estamos muy felices de que estas sean nuevas prioridades también. Estamos trabajando sin descanso en la preparación de líderes para que trabajen en la paz a través de la reconciliación,  estamos preparando a profesores de primaria (El sur de Sudán necesita 23000 profesores) también se esta formando a personal de la salud, registrando a enfermeras  y formando a matronas (ya que Sudán tiene el índice de mortalidad infantil más alto del mundo). Desde la ongd reconocen que solamente colaboran con una gota en este océano de necesidades que tiene esta nueva  nación pero estan  muy felices de que esta pequeña gota cambiará el futuro de la nación.

Por ello se sienten privilegiados de estar aquí en este momento histórico. Valoran la profunda espiritualidad de  la comunidad y como se transforma en su sencillez. Comparten la profunda alegría de la gente del sur de Sudán, y miran con esperanza por un mundo pacifico y próspero. En todo el país a menudo se escucha esta oración:“ Oramos y damos gracias por todos aquellos  que están con nosotros en solidaridad para lograr la paz”

Los comentarios están cerrados