Recibe las noticias por RSS

Yo Soy Tierra de Acogida: una iniciativa para exigir a Europa que respete la dignidad y los derechos de las personas refugiadas

Las obras sociales de la Compañía de Jesús (Servicio Jesuita a Migrantes, ALBOAN, Entreculturas y Fundación San José) han presentado con la colaboración de Casa Árabe la iniciativa #YoSoyTierraDeAcogida. Frente al rechazo de Europa a las personas refugiadas, se quiere sumar apoyos al manifiesto “Las personas refugiadas deben ser bienvenidas” (a través de firmas) para exigir a los representantes políticos que emprendan políticas de acogida y de respeto de los derechos humanos. La iniciativa se enmarca dentro de la campaña HOSPITALIDAD con motivo del 20 de junio, Día Mundial de las personas refugiadas y desplazadas. La campaña también quiere apoyar proyectos concretos de cooperación internacional que simbolizan “tierras de acogida” y reforzar una educación que prevenga el racismo y la xenofobia.

En el transcurso de la presentación se han esbozado algunas razones para acoger a la población refugiada: Por justicia y por derecho (por el derecho de asilo, ya que el acuerdo con Turquía “se desliza peligrosamente hacia la ilegalidad”); por fidelidad a los valores europeos; por memoria a nuestra historia y porque nos ayuda, ya que economistas y demógrafos señalan que la acogida aportará beneficios a la envejecida población europea, contribuyendo además al crecimiento económico y al pago de las pensiones.

También se ha puesto énfasis en que frenar los movimientos migratorios implica trabajar en las causas. Debemos mirar más allá de nuestras fronteras y ser conscientes de que hoy existen más de 60 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo, es decir, casi 1 de cada 100 habitantes en el planeta es refugiado o desplazado. Se ha recordado cómo algunas situaciones coyunturales como la guerra o la inestabilidad provocan el desplazamiento masivo de personas como en países como Siria, Sudán del Sur, o República Democrática del Congo y cómo hay otras causas más globales y estructurales que las generan: el cambio climático, la pobreza y la desigualdad. La mayoría de los refugiados, el 85% permanecen en países fronterizos a países en guerras.

Seguir leyendo

Los comentarios están cerrados